La cosmética y tu salud

¿SABES QUÉ LLEVAN TUS COMÉSTICOS?

Vas al mercado a comprar y te preocupas de qué alimentos vas a comprar, cuales son más sanos para ti y para tu familia pero ¿te has planteado que siendo la piel el órgano más grande de nuestro cuerpo le ponemos cualquier producto con una etiqueta bonita y que huela bien?

Pongamos una situación común, necesitas una crema para la cara, para el cuerpo, crema para las manos, champú, crema suavizante, pasta de dientes… y así podría hacer una gran lista. Llevas a una tienda o grandes almacenes y te adentras en esos largos pasillos donde hay cientos de botes con bonitos diseños, colores llamativos, olores deliciosos, sugerentes etiquetas que te dicen 100% NATURAL, ALOE VERA, ESENCIA DE ROSA, ACEITE DE ARGÁN, CUIDA LA PIEL DE TU BEBÉ, … y unos dibujos o fotos que te los llevarías todos para casa confiando en que te has llevado el producto ideal para tí o para tu bebé pero… ¿leíste la etiqueta de los ingredientes? y en algunos casos ¿llevaste una lupa para poderlos ver con mayor nitidez?… la mayoría de las veces ni los leemos confiando en que la etiqueta te está diciendo la verdad que es un producto sano para ti y para tu familia…

La mayoría de la cosmética que usamos en nuestro día a día está llena de ingredientes muy tóxicos y contaminantes para nuestro cuerpo y nuestra salud.

Los ingredientes que tienen estos productos, sus propiedades, deficiencias, toxicidades se compensan entre sí, hay elementos que por sí mismos no son tóxicos pero en contacto con nuestra piel no permite que las funciones fisiológicas no se cumplan, como por ejemplo regular nuestra temperatura corporal, entrada y salida de agua, excretar toxinas…Y hay también otros muchos de estos productos que en sí mismos si son tóxicos como los conocidos disruptores hormonales que interfieren en nuestro sistema hormonal (páncreas, tiroides…) y actúan como si fueran hormonas, algunos se confunden con los estrógenos y provocan problemas endocrinos, afectan al crecimiento, a la fertilidad…

Muchísimos de estos ingredientes son derivados del petróleo (mineral oil, parafinum…) que estos interfieren en nuestro organismo, es como si nos “plastificaran” nuestro cuerpo, las propiedades de algunos de estos productos es dejarte la piel bien brillante ¿te has planteado cómo se queda tan brillante con esa fantástica crema carísima que te compraste? Lo que hacen es sacar la hidratación de la piel desde sus capas más profundas y produciendo el mismo efecto que cuando tapas con un film de plástico un plato calentito y al poco tiempo cuando se ha enfriado se ha creado una capa de agua en la superficie del film, eso mismo ocurre con tu piel.

Es importante mirar en la etiqueta los ingredientes de los que está compuesto, a veces están en el envase, otras en la caja y otras veces bien escondidos tras una doble etiqueta, pero míralos y comprueba que te estás poniendo verdaderamente.

Nuestra piel se hidrata con agua y se nutre con comida, esta comida en los productos de cosmética pueden venir desde los aceites vegetales (mejor ecológicos) y los aceites esenciales.

¡Mira tu cuarto de baño! y comprueba qué productos estás usando en tu día a día y si te das cuenta que no son los más adecuados para tu salud ¡cámbialos!

Escrito por Rosa Domínguez

Webs interesantes:

Environmental working work
(Está en inglés pero aquí puedes comprobar ingredientes de cósmetica)

Safe cosmétics
(También está en inglés y tiene información muy interesante)

EcoEko
(Tienen un documento en pdf muy interesante)

 

FOTO  extraída de internet

 

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *